Porque tu tranquilidad es importante

Blog / Beneficios

Básicamente, un seguro brinda la oportunidad de cuidar o pensar en el futuro de los familiares y también cuidar del patrimonio, como el auto o la casa.

Contáctanos  

¿Qué diferencia hay entre un seguro de vida a término y un seguro de vida permanente?


¿Cuál será la cobertura adecuada para mí seguro de vida?  Esta, es una de las interrogantes con las que nos encontramos al contratar la protección en un seguro de vida.
¿Debo elegir un seguro a término o uno con protección permanente? Pues bien, aquí la diferencia entre uno y otro.


El seguro de vida a término es aquel que nos dice si estaremos protegidos por un tiempo definido de 1, 3, 5 años o más, pero digamos que  con un plazo fijo.  Es ideal contratar un seguro de este tipo si tenemos hijos pequeños, si estamos pagando una hipoteca o si deseamos mucha protección por un tiempo determinado.  Este tipo de coberturas te da la gran facilidad de estar cubierto por sumas importantes, que te ayudarán a hacer frente a tus compromisos económicos en caso de que tú no estés, a costos accesibles. Un ejemplo de este tipo de pólizas son las que nos ofrecen en las empresas como prestación laboral, que te cubren solo por el tiempo que estés colaborando en dicha institución. Además sólo estarás pagando  la protección por el tiempo que la requieras, si no la usas, al menos ese año estuviste bien protegido y puedes seguir participando los siguientes.


Ahora bien, si deseamos una protección constante para la familia, debemos pensar en un seguro de vida permanente. Este tipo de coberturas garantizan una herencia para los hijos o nietos; ofrece recuperación y ahorro para ti en caso de no utilizarlo por fallecimiento. Otro dato interesante de los seguros permanentes es que no necesariamente los tienes que pagar toda la vida. Existen planes de vida que pagando un mínimo de 1, 5, 10, 15 o 20 años, te dan cobertura por fallecimiento de por vida, si así como lo oyes no necesitas pagar eternamente.  Esto es una gran ventaja, ya que además de tener un ahorro y  recuperación de lo invertido, tendrás mucha protección.


Con esto en mente podemos decidir qué tipo de cobertura es la que en realidad necesitas y que solo pagues por lo que ocuparás en caso de necesitarlo.


Recuerda que todas las pólizas de seguros te mantienen protegido, solo tú decides el plazo que quieres y necesitas. Digamos que estas pólizas son la red que te va a sostener si llegas a caer, como los trapecistas del circo.


Apóyate en los expertos. Tu tranquilidad es primordial y sabemos que tu familia es lo que más amas, así que cuídate, protégete y relájate porque tu póliza de vida ya sea temporal o permanente siempre estará pensada a favor de ustedes.